lunes 17 de junio de 2019

Noticias | 9 jun 2019

Neuronavegación para casos de ACV en Clínica San Jorge

Clínica San Jorge cuenta con la especialidad de neuronavegación para tratar casos de ACV. Se trata de técnicas modernas de imagen para ejecutar procedimientos mínimamente invasivos que se aplican a patologías neurológicas como los ACV.


El Accidente Cerebro Vascular (ACV) es una enfermedad que se caracteriza por el desarrollo rápido de afecciones cerebrales y es una de las principales causas de muerte en el mundo. Quien sufre un ACV agudo necesita ser tratado de inmediato, ya que el daño aumenta a medida que pasan los minutos. Con la mira puesta en este tipo de casos,  en Clínica San Jorge vienen sumando desde hace años profesionales y tecnología para hacer frente al reloj.
 
“El servicio de Hemodinamia de Clínica San Jorge es un área de la institución médica con 17 años ininterrumpidos de trayectoria que se dedica de forma exclusiva al diagnóstico y al tratamiento de enfermedades endovasculares, con más de 6000 procedimientos”,  detalla Carla Santicchia, Técnica de Hemodinamia,  “y desde hace 5 años incorporamos la especialidad de Neurorradiología Intervencionista”. 
 
La Neurorradiología Intervencionista (también llamada “Neuronavegación”) es una subespecialidad de la radiología en la que se utilizan técnicas modernas de imagen para ejecutar procedimientos mínimamente invasivos que se aplican a cierto tipo de patologías de origen neurológico.
 
“El ACV puede ser de dos tipos”, explica Santicchia, “Hemorrágico o Isquémico”. El primero se produce por HTA, traumatismo o malformaciones congénitas, mientras que el segundo lo hace por la disminución de la llegada de oxígeno al cerebro. “Para el diagnóstico y evaluación del caso se realizan imágenes, y dependiendo del tipo de ACV será el tratamiento”. La Neurorradología también se aplica a patologías como fístulas, malformaciones arteriovenosas o aneurismas.
 
“Para el diagnóstico y tratamiento de patologías contamos con la tecnología del angiógrafo digital, un tomógrafo axial computado, un resonador magnético y ecógrafos”. Toda tecnología de alta complejidad que la clínica que dirige el Dr. Carlos Sánchez Posleman se ha encargado de ir incorporando a lo largo de los años, de manera de tener las mejores herramientas para hacer frente a este tipo de patologías. 
 
Gracias a esta nueva especialidad de Neurorradiología Intervencionista, a la Unidad de Terapia Intensiva de alto nivel, a la tecnología y al equipo de profesionales de esta institución de salud, se han logrado tratar con éxito emergencias de muchísima dificultad. Desde pacientes que han llegado con cefaleas, afasias o estrabismo y que resultaron ser aneurismas a pasajeros de cruceros que llegaron al puerto de Ushuaia con un caso severo de deterioro neurológico de cinco a más días de evolución. Casos en los que el nivel de excelencia de la clínica fue determinante. 
 
El grupo de profesionales del servicio de Hemodinamia de Clínica San Jorge está a cargo del Dr. Marcelo Cardone y es un equipo multidisciplinario que incluye a los neurocirujanos Dr. René Boudot y Matías Cogo, así como al Dr. Oscar Peralta, radiólogo intervencionista. 
 
“En Clínica San Jorge contamos con el servicio de Hemodinamia, la tecnología y los profesionales necesarios para tratar con urgencia a una persona que esté sufriendo los efectos tanto de una afección cardíaca severa como de un ACV”, detalla el Dr. Sánchez Posleman. “Y estamos muy orgullosos de eso”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS