miércoles 17 de julio de 2019

Noticias | 16 jun 2019

Nacionales

Qué es y cómo funciona el Sistema Argentino de Interconexión, que colapsó y provocó el apagón

La red se vio afectada por una gran falla desde las primeras horas del domingo. Solo Tierra del Fuego está afuera.


TAGS: APAGóN, SADI

El domingo del Día del Padre sorprendió a prácticamente toda la Argentina sin luz. El histórico apagón que se inició oficialmente a las 7:07 dejó sin energía eléctrica a casi la totalidad del país debido a la caída del Sistema Argentino de Interconexión (SADI). La única provincia que no tuvo inconvenientes fue Tierra del Fuego, que está desconectada de esa red.

¿Qué es el SADI? Técnicamente, es la red que recolecta y distribuye toda la energía que se genera en el país. Hasta hace unos años, la Patagonia tenía su propio sistema, pero en 2004 se empezaron las obras, que terminaron en 2014, para conectarlo con el resto de la Argentina.

A través del SADI se puede transportar a cualquier lugar la electricidad que se genera en las usinas de producción. Esto se hace por medio de las líneas de alta tensión, que sirven para contrarrestar el efecto que se produce cuando la electricidad recorre grandes distancias y gran parte de su potencia se pierde en forma de calor, lo que recalienta los cables. Para evitar eso, se debe aumentar lo más posible el voltaje de la corriente transportada.

Por qué se produjo el apagón que afecta a Argentina y Uruguay

Mirá también

Por qué se produjo el apagón que afecta a Argentina y Uruguay

NEWSLETTERS CLARÍN

Qué pasó hoy  |  Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

DE LUNES A VIERNES POR LA TARDE.

Recibir newsletter

Existen dos subsistemas dentro del SADI. Uno es el Sistema de Transporte de Energía Eléctrica de Alta Tensión, que transporta la electricidad de una región del país a otra. El otro es el Sistema Troncal, que la transporta dentro de una misma región, entre plantas generadoras y distribuidores.

Las empresas que transportan la electricidad además tienen subestaciones transformadoras elevadoras que aumentan la tensión y subestaciones transformadoras reductoras, que la bajan.

La última parte del proceso para que la electricidad funcione, por ejemplo en una casa,la tienen las empresas distribuidoras, que se encargan de llevar la energía hasta los consumidores finales. Estas compañías le compran la electricidad a las plantas generadoras y le pagan a las empresas que la transportan hasta sus centros de transformación. Allí reducen la electricidad a media tensión y la distribuyen por el distrito que cubren, donde nuevamente es reducida y convertida en baja tensión.

El SADI recorre todo el país, salvo Tierra del Fuego.

El SADI recorre todo el país, salvo Tierra del Fuego.

“La energía eléctrica uno la inyecta en Azul y la demanda puede estar en Campana, en Capital Federal o en Tucumán, por ejemplo. La demanda retira. Es un sistema mallado, interconectado. Se sube la energía en un punto y hay alguien que la retira en otro”, explicó Martín Mandarano, el CEO de YPF Luz, empresa que se dedica a la producción de energía, tanto de fuentes tradicionales como renovables.

En la actualidad, se están inaugurando muchos puntos de generación de energía, tanto tradicionales como renovables. Esta producción se inyecta en el sistema interconectado. Por ejemplo, en mayo del año pasado se abrieron la central térmica Vuelta de Obligado, que aporta una potencia de 800 MW a la red, y el proyecto Predeman Bioenergía, que genera electricidad de biomasa a partir de los desechos de la cáscara de maní, y aporta 10 MW de potencia al sistema.

El mundo entero habla del apagón  que sufre Argentina

Mirá también

El mundo entero habla del apagón que sufre Argentina

Este último no es el único ejemplo de una nueva central de producción basada en fuentes sustentables. En septiembre, se incorporaron a la red los dos primeros parques solares del país, en la provincia de San Luis: el Caldenes del Oeste y La Cumbre. El primero está ubicado cerca de la capital puntana y tiene una potencia de 24,75 MW. El segundo, de 22 MW.

La energía eólica también aporta, de a poco, su granito de arena en el SADI. Por ejemplo, en octubre se inauguró el parque Manantiales Behr, en Chubut, que entrega 100 MW de potencia al sistema de interconexión.

El SADI está bajo gestión de la empresa Transener, cuya mayoría accionaria pertenece a Pampa Energía, la compañía de Marcelo Mindlin. Una porción minoritaria de Transener pertenece al Estado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS