domingo 17 de noviembre de 2019

Noticias | 11 ago 2019

Salud

Aspetar: el ultramoderno hospital deportivo de élite que importa partes del cuerpo

Aspetar es un hospital. Sin embargo, una vez estás adentro, te queda claro que hay algo muy diferente en este lugar, que está a la vanguardia del tratamiento y la rehabilitación de lesiones deportivas.


A diferencia de muchos de los impresionantes edificios que definen la capital de Qatar, Aspetar no está diseñado para llamar la atención.

No está construido en mármol italiano, no tiene 50 pisos de altura ni luces que parpadean por la noche. Es una presencia oculta en el imponente horizonte de Doha.

Aspetar es un hospital. Sin embargo, una vez estás adentro, te queda claro que hay algo muy diferente en este lugar, que está a la vanguardia del tratamiento y la rehabilitación de lesiones deportivas.

Es un lugar donde se importan partes del cuerpo humano para investigaciones científicas de vanguardia y donde se han tratado algunos de los personajes deportivos más importantes del mundo: Ángel di María, Neymar, Mo Farah, Yaya Toure, Amir Khan y Sam Warburton.

Aspetar hospital en Doha

El edificio del hospital Aspetar es más discreto, pero tras sus puertas guarda sorpresas.

Si la NASA tiene su Centro de Control de Misión en Houston, Texas, el mundo de la medicina deportiva tiene Aspetar.

Como en el espacio

Desde su apertura en 2007, su objetivo ha sido convertirse en líder mundial en su campo. Para lograrlo, el hospital empleó a algunas de las mejores mentes de la ciencia del deporte.

Además, ofreció instalaciones de última generación y recursos para crear nuevos equipos que se ajustaran con precisión a las necesidades. Hasta las mesas de operaciones fueron diseñadas por cirujanos de Aspetar.

Jugador de fútbol NeymarNeymar está en la lista de los grandes del fútbol que han estado en Aspetar.

Se trajeron nuevas tecnologías, como la cinta antigravedad. Desarrollada por primera vez en la NASA en la década de 1990, la máquina de correr soporta hasta el 90% del peso corporal de una persona.

Eso les permite a los atletas hacer ejercicio incluso cuando sufren una lesión en el tobillo o la rodilla, ayudándoles a mantener sus niveles de condición física durante la recuperación.

Como en Hollywood

Otras partes del hospital se asemejan a un estudio de imágenes generadas por computadora de los que usa Hollywood para crear sus películas más taquilleras.

En una habitación, los pacientes realizan tareas físicas con docenas de pequeños marcadores esféricos pegados a sus cuerpos. Los médicos pueden crear un mapa 3D de sus músculos, con detalles sobre elasticidad, resistencia y fuerza, que son registrados y guardados.

El corredor británico Mo FarahEn el hospital se estudia el cuerpo de cada atleta y se guarda la información por si sufren una lesión, pues así les pueden dar tratamientos a la medida.

Esto es importante para evaluar el riesgo de posibles lesiones, pero también como respaldo de datos para un tratamiento futuro a medida.

Si sufren una lesión, la información se utiliza para tratar de restaurar el movimiento original completo en el área afectada, que variará de persona a persona.

La información sobre cómo funcionaban las articulaciones antes de que se dañaran es clave para la recuperación.

El pabellón de altitud

Este tipo de evaluación es particularmente popular entre los clubes de fútbol, ​​que pueden enviar jugadores como parte de regímenes especializados de entrenamiento de pretemporada, o posibles nuevos fichajes para un examen médico completo antes de un contrato.

Los del equipo Paris St-Germain (que pertenece al Estado de Qatar) son visitantes habituales.

Ángel di María jugando fútbolA Di María le llamó la atención el pabellón de altitud de Aspetar.

"Antes de venir a Aspetar, nunca había estado en una habitación donde se pudiera cambiar la altitud", señala el jugador argentino del equipo Ángel Fabián Di María Hernández apodado "Fideo".

Hay 25 salas de este tipo en la instalación, cada una con un interruptor de altitud que se puede ajustar para simular condiciones entre 500 y 4.500 metros sobre el nivel del mar.

Utilizan un sistema de filtración para reducir la concentración de oxígeno en el aire.

El 'pabellón de altitud' de Aspetar tiene máquinas para poner a prueba los cuerpos en acción, pero también dormitorios para descansar.

La frecuencia cardíaca y la presión arterial pueden controlarse durante, antes y después de la actividad, lo que les permite a los especialistas observar cualquier problema potencial en diversas afecciones.

Al mismo tiempo, al estimular al cuerpo a aumentar la producción de glóbulos rojos, esta sección del hospital también se usa para rehabilitación y entrenamiento de altitud.

"Los atletas pueden pasar 2 o 3 días aquí en los dormitorios, usando sus dispositivos y viendo la televisión, pero están conectados a electrodos las 24 horas del día", explica una guía de Aspetar.

Entrenamiento con partes de verdad

Dirigido por sus especialistas, Aspetar también creó el Programa de cirujanos visitantes como una experiencia de posgrado para médicos de todo el mundo.

Pero para convertirse en cirujanos de rodilla, cartílago u hombro y alcanzar los niveles de excelencia de Aspetar, así como sus pacientes, los médicos también necesitan entrenar.

cirujanoLos doctores también necesitan entrenar, así que les traen partes de cuerpos humanos para que lo hagan.

En 2016, se abrió el Centro de Entrenamiento de Cirugía Deportiva, el primero del mundo en especializarse en esta área.

Para perfeccionar sus habilidades, los cirujanos no usan réplicas de partes del cuerpo sino "muestras", como uno de los cirujanos más destacados explica con orgullo, señalando el congelador.

En un proceso altamente burocrático que involucra el trabajo conjunto de 6 ministerios del gobierno, partes reales del cuerpo humano (principalmente hombros, rodillas, tobillos y torsos) se importan a Aspetar, y la mayor parte del suministro proviene de Estados Unidos.

Para superar el miedo

En el centro de rehabilitación, junto a un futbolista que realiza movimientos bajo el agua en una piscina, un esquiador se prueba a sí mismo en diferentes máquinas de ejercicios, junto con jugadores de baloncesto que realizan saltos.

"El hecho de que estén juntos, viendo el esfuerzo y el sufrimiento del otro, crea una energía especial", dice Barry White, un ex jugador de baloncesto de la NBA que ahora es entrenador físico en el hospital.

"La psicología es vital para superar el miedo a una nueva lesión. Pero también es importante mantener el cuerpo y la mente entrenados, incluso cuando estás lesionado", agrega.

"Es por eso que utilizamos ejercicios subacuáticos, masajes y técnicas que permiten entrenar al resto del cuerpo, protegiendo la zona lesionada".

Yaya ToureEl objetivo es que jugadores como Yaya Toure se recuperen en todo sentido si llegan a lesionarse.

El centro de rehabilitación está construido con líneas curvas. Hay áreas distintas pero no paredes y tiene vidrios borrosos en lugar de espejos.

White trabajó con arquitectos para decidir cada aspecto del diseño, desde pisos hasta techos, luces, ventanas e incluso las plantas.

"No queríamos que esto pareciera un gimnasio, es algo completamente diferente", dice.

Investigación valiosa

Pero no es solo el tratamiento y el trabajo de prevención de lesiones lo que hace que Aspetar sea único. También lo es su investigación.

Desde su primer artículo médico en 2007, se han publicado más de 150 estudios de investigación revisados ​​por pares cada año. Conferencias, visitas y talleres tienen lugar durante todo el calendario.

Los datos colectivos se procesan para establecer patrones en varios deportes, desde ciclismo hasta atletismo, desde rugby hasta fútbol, ​​abarcando todas las edades y géneros.

El conjunto de la investigación es valioso para cada uno de los departamentos especializados del hospital, desde dental (una parte crucial del tratamiento de lesiones que a menudo se pasa por alto) hasta el Centro deportivo para el dolor de la ingle.

Más de 35.000 atletas al año

"Ni siquiera en Europa tienen algo similar. Cuenta con todo lo que un atleta de alto nivel puede necesitar", dijo otro de los pacientes de Aspetar, el ex mediocampista del Manchester City, Toure.

Después de someterse a una cirugía de pie, el jugador de la NBA Joel Embiid voló 12 horas desde EE.UU. para recibir tratamiento. Su manager de los 76ers de Filadelfia, Brett Brown, quedó impresionado.

"Es muy holístico, todo diseñado para su salud: desde la evaluación de la dieta, cosas que hacer con el pie hasta la densidad ósea y la terapia de masaje y el dolor esperado, educación sobre sus hábitos de sueño, sus patrones de sueño, etc.", dijo.

Joel EmbiidJoel Embiid voló 12 horas para que lo trataran en Aspetar.

El equipo de fútbol de la Premier League Tottenham Hotspur, el equipo nacional de Argelia, la superestrella de Brasil Neymar, el corredor de fondo Mo Farah, el boxeador británico Amir Khan y el exjugador de rugby galés Sam Warburton también han ido a recibir tratamiento.

Más de 35.000 atletas al año visitan Aspetar.

En 2014, fue reconocido como Centro de Investigación del Comité Olímpico Internacional para la prevención de lesiones y la protección de la salud de los atletas. La creación del programa Conmoción cerebral deportiva fue otro hito. La FIFA lo declaró centro médico de excelencia hace 10 años.

Los atletas aprenden, comparten y sanan. Y regresan.

"Lo mejor de Aspetar es que venimos de diferentes países, con diferentes métodos y antecedentes, y todos hemos trabajado para crear algo nuevo", dice White.

"Algo que antes no existía en medicina y rehabilitación deportiva".

Fuente: BBC

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS