domingo 22 de septiembre de 2019

Noticias | 6 sep 2019

Salud

Qué es y por qué antes no había lesiones en el sóleo, el nuevo terror de los futbolistas

Lionel Messi, Luis Suárez, James Rodríguez y Mauro Zárate son algunos de los jugadores afectados recientemente. Gerard Piqué comenzó un tratamiento especial para prevenir esta lesión.


El 5 de agosto pasado, Lionel Messi se retiró del entrenamiento del Barcelona con una dolencia muscular que, aún hoy, le impide volver a las canchas. Pocos días después, su compañero de equipo Luis Suárez abandonó el partido ante el Athletic Bilbao por una lesión similar.

Una semana más tarde, James Rodriguez, del Real Madrid, fue reemplazado a los 55 minutos del encuentro ante Real Valladolid y quedó en manos del equipo médico. En Ecuador, por la Copa Libertadores, el 21 de agosto, Mauro Zárate pidió el cambio a los 20 minutos por un dolor en su pierna izquierda. Gerard Piqué -uno de los capitanes del Barça- comenzó un tratamiento especial de prevención para no lesionarse en esa zona. ¿Qué tienen en común esas cinco situaciones? El músculo sóleo, el nuevo terror que afecta a los futbolistas.

Según explica en su Instagram Jorge Batista, subdirector médico de Boca y especialista en Medicina Deportiva, el "sóleo es un músculo ancho y grueso que se ubica por detrás de los gemelos (en el plano profundo)". Su función principal es subir el talón y extender el pie (ponerse en "puntillas"), aunque también interviene en la estabilidad y permite que el cuerpo quede erguido y no se desplome hacia adelante.

En España, ya la denominaron como "la epidemia silenciosa". Los especialistas lo definen como un músculo "traicionero", porque cuando parece que ya está recuperado, sobreviene una recaída. Lo cierto es que las lesiones en el sóleo comenzaron a ganar terreno entre los futbolistas hace poco más de una década y se multiplicaron en demasía en los últimos años.

Músculo Sóleo

¿Por qué esta lesión era prácticamente inexistente en el pasado y se multiplicó en estos años? Cuatro especialistas consultados por Clarín expusieron dos motivos: la mayor intensidad en los entrenamientos y el avance de la tecnología

Luis Pintos, Director del Instituto de Medicina del Deporte y Rehabilitación de Futbolistas Agremiados Argentinos, le explicó a este diario que "el cambio en las formas de entrenamiento fue el principal motivo del aumento en la cantidad de afecciones en el sóleo".

"La velocidad e intensidad en los partidos incrementaron. Por ende, en los entrenamientos ahora predominan los ejercicios de pique y reacción antes que los de fondo y resistencia", dijo quien también fue traumatólogo de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) entre 1970 y 1986.

El doctor Jorge Batista apoyó esa teoría y añadió otros factores determinantes: "Creo que se debe a que han cambiado los sistemas de entrenamiento, los calzados que se utilizan y las superficies sobre las que se trabaja". Aunque advirtió: "No puedo confirmarlo en un 100 por ciento".

Luis Suárez sufrió una lesión en el sóleo de la pierna derecha, en el partido del Barcelona ante Athletic Bilbao, el 16 de agosto. (Foto: AFP/Ander Gillenea)

Luis Suárez sufrió una lesión en el sóleo de la pierna derecha, en el partido del Barcelona ante Athletic Bilbao, el 16 de agosto. (Foto: AFP/Ander Gillenea)

El integrante del Departamento Médico de Vélez, Daniel Stumbo, comentó que "el sóleo es un músculo que tiene muchas fibras de contracción lenta (se movilizan en actividades de baja intensidad y larga duración), y cuando estas son exigidas de otra manera predisponen a la lesión". Y agregó: "Hoy todo es velocidad, fuerza, potencia; la mayoría de los entrenamientos son con pelota y hay mucho arranque, freno y saltabilidad. Todo esto influye".

No obstante, existe otro elemento que explica la ausencia de esta lesión en las décadas pasadas: la precariedad tecnológica.

"Los avances en la tecnología fueron permitiendo hacer una mayor disquisición de las lesiones musculares en la zona de los gemelos. Por eso, ahora estamos acostumbrados a escuchar partes médicos que informan sobre la lesión en el sóleo. Antes, aunque el sóleo estuviese afectado, se hablaba del gemelo en general y no salían los partes médicos en las redes sociales.", aclaró Juan Manuel Herbella, ex jugador, periodista y médico especializado en deporte.

Por su parte, Stumbo destacó la presencia de "ecografistas con gran experiencia que pueden diagnosticar la lesión con rapidez" y, sobre todo, el rol que cumple la resonancia magnética, que produce imágenes detalladas de las estructuras internas del cuerpo. "El crecimiento que hubo en los diagnósticos por imágenes permitió que las lesiones en el sóleo puedan ser más precisas", agregó el facultativo velezano.

"Yo soy de la época en la que no había resonancia ni ecografías, y en los exámenes palpábamos manualmente el recorrido de los músculos. El primer ecógrafo me lo trajeron a La Candela (predio ubicado en San Justo donde se entrenaba Boca a fines del siglo pasado) cuando se desgarro Diego (Maradona) en el 81", recordó Pintos.

En cuanto a la recuperación, Stumbo explicó que "el sóleo y los gemelos tienen diferentes tipos de fibras musculares y de anatomía. Los tiempos de recuperación del sóleo son un poco más largos que en el caso de los gemelos". En promedio, y dependiendo de la magnitud de la lesión, la rehabilitación suele necesitar entre tres y seis semanas. 

El Fútbol Club Barcelona no dispone de Lionel Messi y Luis Suárez porque están en plena estapa de  recuperación de sus lesiones en el sóleo. Ante esta situación, el club catalán ya tomó cartas en el asunto: el equipo médico creó un tratamiento especial para prevenir esta lesión. Y Gerard Pique, defensor central de 32 años que acumula una gran cantidad de partidos en cada temporada, fue uno de los jugadores que comenzaron a realizar esta terapia preventiva.

De seguir por el mismo camino, no pasará mucho tiempo hasta que otras instituciones adopten este tratamiento paliativo para disminuir las probabilidades de que los futbolistas sufran lesiones en el sóleo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS