miércoles 20 de noviembre de 2019

Noticias | 7 nov 2019

Tecnología

Interceptor, la barca solar que recogerá la basura de ríos y mares

El joven holandés de solo 25 años, Boyan Slat, abandonó la universidad para cumplir un ambicioso objetivo: eliminar el 90% del plástico de los océanos de la Tierra. Parece un sueño loco de juventud, pero está dando los pasos correctos para conseguirlo


El joven holandés de solo 25 años, Boyan Slat, abandonó la universidad para cumplir un ambicioso objetivo: eliminar el 90% del plástico de los océanos de la Tierra. Parece un sueño loco de juventud, pero está dando los pasos correctos para conseguirlo. Fundó la compañía The Ocean Clean Up y el pasado fin de semana presentó en Amsterdam el Interceptor, una barca solar que limpiará los ríos y mares de la basura que flota en su superficie.

Los tres primeros Interceptor ya están limpiando los ríos en Malasia, Vietnam e Indonesia, y en 5 años The Ocean Clean Up quiere poner Interceptors en 1.000 ríos de todo el planeta para recoger el 80% del plástico y la basura, antes de que llegue a los mares.

Interceptor es una barca solar que navega a favor de corriente, pero a una velocidad menor que la propia corriente del río. Esto hace que la basura que flota entre en el interior del barco, en donde una cinta transportadora la almacena en un contenedor. Cuando los contenedores están llenos envía un aviso para que vengan a vaciarlos.

Interceptor

Interceptor puede recoger hasta 50.000 Kilos de basura en un solo día. 100.000 Kilos diarios si se dan las condiciones óptimas. Tiene una proa en forma de flecha para apartar la basura o los troncos y ramas, en los lugares más contaminados.

Tanto el barco como la cinta transportadora funcionan con energía 100% solar, y gracias a los acumuladores puede funcionar las 24 horas del día, también de noche.

Cada Interceptor cuesta 700.000 euros, pero a medida que se fabriquen en mayor cantidad, costarán menos. Como explica el propio Boyan Slat, "sale más caro no hacer nada".

Un estudio llevado a cabo por The Ocean Cleanup asegura que 1.000 ríos del planeta son los responsables de verter al mar el 80% del plástico. Su objetivo es instalar al menos un Interceptor en cada uno de estos ríos en los próximos 5 años, pare recoger esta basura antes de que llegue al mar. Estas barcas también pueden funcionar en el océano, para limpiar la basura ya vertida.

Un sueño de juventud que gracias a la inteligencia, visión de futuro y perseverancia de este joven holandés, va camino de hacerse realidad.

Ahora solo queda esperar que los gobiernos y las autoridades estén a la altura, y dediquen presupuesto a comprar estas barcas solares para limpiar los ríos y mares.

Fuente: Computer Hoy

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS