sábado 15 de diciembre de 2018

Noticias | 10 oct 2018

Salud

Por qué la ingesta de alcohol es una de las principales causas del aumento de peso

Los especialistas en nutrición y alimentación coinciden en que el consumo de bebidas alcohólicas es una de las causales principales del aumento de peso


Las bebidas alcohólicas son una de las principales causas del aumento de peso en las personas. De hecho, por cada grado de etanol aportan a la dieta diaria 7 calorías. Es así que si la bebida tiene una graduación alcohólica de 5º se multiplica por 0,8 siendo esa es la cantidad de etanol, que al multiplicar por 7 nos da el valor calórico por 100 cc de bebida. Un ejemplo claro es el de la cerveza, que aporta unas 28 calorías por cada 100 cc.

De esta manera, a mayor graduación alcohólica, más calorías tendrá esa bebida y aún más aumenta el valor si se la mezcla con otras o con gaseosas o jugos.

Para categorizar, las bebidas blancas como el vodka (37-42.5%), el ron (37-43%), el tequila (37-45%), son las que más calorías tienen, debido a su alta graduación alcohólica. El Fernet es la que más valor calórico tiene (48% de graduación).

Infobae consultó a las licenciadas en nutrición Jorgelina Latorraga (MN 4283) -coordinadora del Servicio de Alimentación y Nutrición del Sanatorio Finochietto- y Cecilia Aletto (MN 8624), y a Gacela Simán (MN 83933), médica cirujana especializada en endocrinología, metabolismo y en medicina nuclear, quienes ahondaron en la relación del alcohol con el aumento de peso.

"La acción del alcohol es fijar las grasas que se producen por las harinas, los hidratos de carbono, que también las consumimos con las proteínas y carnes, motivo por el cual un simple snack de una papa frita y una cerveza va a llevar a que se aumente de peso", detalló Gacela Simán.

Consultadas sobre si hay alguna medida que se pueda tomar para consumir alcohol y no subir de peso, Latorraga recomendó que lo ideal para las mujeres es una copa de vino de buena calidad tres veces por semana, y, para los hombres, una copa por día. Simán dijo que no todos los alcoholes deben ser prohibidos; se puede permitir tomar cualquier alcohol siempre y cuando no sean en demasía.

"El alcohol y la mezcla influyen al subir de peso o a no poder bajar, incluso la mezcla sube la glucosa en sangre. Las gaseosas blancas y bebidas azucaradas más el alcohol elevan mucho los triglicéridos en sangre, que es una grasa que puede ocasionarnos problemas mayores", agregó sobre la mezcla la coordinadora del Servicio de Alimentación y Nutrición del Sanatorio Finochietto.

Sin embargo, para la médica cirujana Gacela Simán, no es un factor en forma directa, pero aclaró que si se mezcla un vaso de agua con una copa de champange o whisky no se va a aumentar de peso por eso, pero si se mezclan dos bebidas alcohólicas, más allá de los daños que se puedan producir, estos fijan las grasas y suman calorías.

¿Cuánto tiempo dura en el organismo el alcohol? Según la nutricionista Aletto, todo depende del peso y de la cantidad de alcohol que haya ingerido la persona. Por ejemplo, si un hombre pesa 60 kg y toma un vaso de vino, tarda 3 horas en metabolizar lo que se tomó. Jorgelina Latorraga agregó que estas bebidas se metabolizan diferente y son calorías que el hígado no puede guardar como reservas, entonces es lo primero que intenta "gastar", pero, a costas de que se gastan calorías del alcohol, no se mueven las reservas -azúcar en sangre y grasa-por eso se dice que el alcohol fija las grasas.

Pero a su vez,  ¿qué sucede cuando tomamos bebidas alcohólicas sin actividad física? El cuerpo comienza a acumular grasas en partes del cuerpo que no son habituales, y eso ocasiona lo que se llama hígado graso, que influye en la digestión. Puede revertirse con dieta y gimnasia, pero si esto evoluciona puede llegar a causar  otras enfermedades hepáticas irreversibles como la estenosis y luego la cirrosis. 
 
Los resultados no son típicos y pueden variar de persona a persona

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS