sábado 17 de noviembre de 2018

Ushuaia | 15 oct 2018

Clínica San Jorge cumple 42 años al frente de la salud fueguina

Este jueves 18 de octubre Clínica San Jorge cumple 42 años. En entrevista con ARGENTINA ONLINE, el Dr. Carlos Sánchez Posleman cuenta los orígenes de la clínica y por qué hoy la clínica es una referencia ineludible de la salud.


Antes de ser un Centro Médico de Alta Complejidad y una referencia indiscutible en salud provincial, la Clínica San Jorge era una casa familiar que tenía ocho camas, un pequeño laboratorio, un aparato portátil de rayos y un quirófano. La flamante institución de salud comenzaba atender a sus primeros pacientes en una casa, de la mano de sus fundadores, el cirujano Dr. Roque Sánchez Galdeano y el Dr. Roberto Livingston.

 

Hoy, 42 años más tarde, el menor de los tres hijos del Dr. Sánchez Galdeano, el Dr. Carlos Sánchez Posleman, recuerda con emoción esos primeros años de la clínica que ahora preside. La institución ha cambiado: lo que en un principio era una pequeña casa de familia, ahora es un complejo sanitario integrado por más de cuatro edificios repartidos en distintos puntos de la ciudad, con más de tres centenas de profesionales así como una dotación tecnológica única en la región

 

“La Clínica San Jorge comenzó en Onachaga 184, en una casa que se le alquilaba a la familia Veronese”, rememora el doctor Carlos Sánchez Posleman. Nacido en el seno de una familia dedicada a la salud, su vocación por la medicina se desarrolló de manera natural desde su infancia. “En la Casa Beban se originó la primera clínica en 1964, nosotros vivíamos en la parte de arriba”, recuerda, haciendo referencia a lo que fuera el antecedente más inmediato de la Clínica San Jorge, y que cerraría sus puertas en 1969. Entre una clínica y la otra mediarían años de intenso servicio, por parte de sus padres, a la salud de la comunidad. Su padre, el doctor Roque Sánchez Galdeano, cofundaría el Hospital de la Comunidad (hoy el ala antigua del Hospital Regional) y su madre, la bioquímica Nicolasa Eugenie Posleman, trabajaría en el hospital antes de fundar la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer (LALCEC). 

 

“Cuando decía que me imaginaba un centro de alta complejidad, y que íbamos a tener residentes y todo, creían que estaba desvariando” recuerda risueño el Dr. Sánchez Posleman. Su visión no sólo es hoy realidad, sino que sigue materializándose año tras año, como lo evidencia la incorporación de nuevos profesionales, las reformas edilicias y la adquisición de nueva tecnología. 

 

Clínica San Jorge sigue modernizándose y en expansión, pero no todo en estos 42 años ha cambiado. Existe aquello que resiste al paso del tiempo y se mantiene. Hay una esencia en que pervive en la clínica. Una herencia familiar.  “El espíritu de la clínica es el mismo y es el que me transmitió mi padre desde un principio: brindar salud a la comunidad, independientemente de los recursos o de la cobertura de la persona. Quien entra en la clínica, recibirá la mejor atención”, explica el Dr. Sánchez Posleman. Quizás sea ese el secreto de su éxito.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS