jueves 18 de abril de 2019

Noticias | 7 feb 2019

Sociedad

Investigadora argentina entre las principales autoras del Atlas Mundial de la Desertificación

Se trata de un documento que evalúa la situación de degradación de los suelos alrededor del mundo. Una de las autoras principales del atlas es la investigadora argentina Elena Abraham del CONICET.


La desertificación es el proceso por el cual el suelo fértil se degrada y pierde su capacidad productiva, lo que tiene un gran impacto en la producción agrícola. Por otro lado, la desertificación es el primer paso para un proceso posterior conocido como desertización, por el cual un ecosistema cambia por completo para convertirse en un desierto. Estos procesos están fuertemente vinculados a las actividades humanas, siendo la más importante el aprovechamiento exhaustivo y no sostenible de los suelos alrededor del mundo.

Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el 35 % de la superficie de los continentes puede considerarse como áreas desérticas. Dentro de estos territorios sobreviven millones de personas en condiciones de persistente sequía y escasez de alimentos. Entre muchos otros factores, se considera que la expansión de estos desiertos se debe a acciones humanas.

“El Atlas Mundial de la Desertificación establece correlaciones entre diferentes estudios de caso realizados por todo el mundo. La contribución que se hizo desde el observatorio nacional fue con un caso específico sobre el Chaco seco en Argentina y la importancia del modelo de creación del observatorio y los resultados obtenidos hasta el momento a nivel nacional y local de este sistema que pertenece a las Redes Institucionales Orientadas a la Solución de Problemas del CONICET”, explica la investigadora en una nota publicada en el sitio web de CONICET.

Esta tercera edición del Atlas Mundial de la Desertificación se centra en la degradación de los suelos y el cambio ambiental global bajo cinco títulos principales: Patrones globales de dominación humana, donde se busca destacar el papel de los humanos como la principal fuerza impulsora del cambio ambiental global.

Alimentar a una creciente población mundial, donde se aborda la capacidad de alimentar a 10-12 mil millones de seres humanos a finales de siglo como uno de los grandes desafíos que enfrenta la humanidad, lo cual implica una enorme carga para los suelos. El tercer título que compone el Atlas, Límites a la sostenibilidad, explora los obstáculos que deben superarse para cumplir con los preceptos de desarrollo sostenible establecidos por la Comisión Brundtland (El desarrollo sostenible satisface las necesidades del presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades).

Muchos de los cambios ambientales inducidos por la acción de la actividad humana pueden medirse y su efecto combinado es indicativo de las múltiples tensiones que ejercemos sobre el suelo, lo cual es evaluado en el título Convergencia de la Evidencia. Por último, bajo el título Soluciones, el Atlas aborda las posibles soluciones a la degradación del suelo que deben identificarse e implementarse en el contexto de las condiciones sociales, económicas y políticas locales.

El Atlas (en inglés) puede ser consultado online o descargarse en formato PDF. El sitio web cuenta con información pormenorizada, gráficas y mapas interactivos de gran detalle donde se despliegan los datos de desertificación del todo el mundo.

 

Fuentes: El Rompehielos,  conicet.gob.ar y wad.jrc.ec.europa.eu

Abel Sberna

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS