sábado 20 de abril de 2019

Noticias | 13 abr 2019

Sociedad

La clave para pasar mejor el invierno: aceptar nuestro lugar como es

El síndrome de depresión estacional


La falta de sol en esta época del año, el frío y la latitud en la que vivimos, influyen en nuestro estado de ánimo sin que lo notemos conscientemente. Sin embargo, no hay que pensar que se trata de un problema sin solución. Tenemos algunos consejos que podemos seguir como para mejorar nuestro estado anímico y pasar la temporada de oscuridad de la mejor manera posible.


Antes que nada, es muy importante ACEPTAR las características del lugar donde elegimos vivir. La desadaptación es parte del problema ya que tiene que ver con la actitud que tenemos ante las particularidades de Tierra del Fuego. Este lugar ES ASÍ. No es el Caribe, aquí no hace calor, ni hay abundante sol. No pidamos peras al olmo. Si aceptas las características del clima y de la latitud donde estás viviendo, no vas a sufrir tanto por añorar lo que esta tierra no te puede dar. Adaptarnos al lugar donde estamos viviendo es muy importante para la salud mental; significa aceptar las características del lugar, sobre todo de aquellas que no podemos cambiar.


Algunas recomendaciones para tener en cuenta:
• En los países del norte, con poco sol como nosotros, desde hace años vienen implementado el uso de pantallas especiales para los meses de escasez de luz natural. Estos artefactos llamados “cajas de luz” o “cajas de fototerapia” poseen un tipo de emisión especial de luz, similar a la del sol, que ayuda al cerebro en sus procesos naturales. La llamada “terapia de luz” es sumamente efectiva para tratar los síntomas de depresión estacional. Este tipo de pantallas especiales son difíciles de encontrar en el mercado de nuestro país ya que sólo la Patagonia sur tiene el problema de la falta de sol, por lo que prácticamente no existe demanda de este tipo de productos en Argentina. Cerca del polo norte, como hay mucha población y arraigada desde hace siglos, las cajas de luz son un producto reconocido, muy usado y recomendado incluso por los profesionales de salud. Aquí sólo queda la opción de conseguirlas a través de compras online. En los tratamientos recomendados por los médicos, la fototerapia es la principal indicación terapéutica para el TAE. Tiene algunas contraindicaciones por lo que hay que informarse bien antes de usarlas.

TIPS “PARA PASAR EL INVIERNO”

• Tratar de evitar los ambientes muy oscuros. Lamentablemente, este factor no suele ser tenido en cuenta al momento de diseñar o construir una casa, pero en un lugar con tantos meses de poca luz, la orientación de la vivienda hacia el sol, la ubicación de los ventanales y la ventilación son fundamentales para ayudar al bienestar familiar y personal. Casas oscuras, cerradas, húmedas, sólo aumentan la sensación de encierro y aislamiento.


• Si estás construyendo, sería bueno que tengas en cuenta la orientación de la vivienda y la ubicación de buenos ventanales para aprovechar la luz natural en los meses más oscuros. No se trata de construir viviendas más caras, sino de diseñar nuestras casas adecuadas a las características del clima de Tierra del Fuego.


• Si estas alquilando, buscá casas luminosas y con buenos ventanales hacia el norte, por donde pasa el sol.


• Durante los meses más fríos, tendemos a permanecer encerrados más horas en nuestras casas. Es posible que esto también tenga que ver con la falta de adaptación al lugar, principalmente por parte de aquellas personas que han venido a vivir a la provincia desde lugares cálidos (aunque los fueguinos no están exentos de vivir desadaptados a su propio lugar de origen). Hay que tener claro que encerrarse en invierno no es la solución. Hay que salir bien abrigado, pero salir de la casa. Podés ir a jugar en la nieve, tirar en trineo a los niños, dar caminatas en los senderos con buenas botas térmicas. Siempre hay cosas por hacer en estos meses. NO TE ENCIERRES. Aún con poca luz solar, esto mejora el estado de ánimo y ayuda a aprender a disfrutar del lado positivo del invierno.


• Otro problema típico del otoño- invierno es la falta de actividad física, muy relacionado al punto anterior sobre la tendencia a quedarse adentro de la casa. Si bien el efecto de la falta de luz se ve en un enlentecimiento general, hay que poder desafiar este estado y realizar actividad física. ¡No dejes el gimnasio para la primavera! También podés hacer ejercicios en tu casa. Hay algunas actividades gratuitas con las que contamos en las diferentes ciudades de la provincia, como talleres de yoga, zumba, deportes, gimnasia, pileta, sin contar con las actividades propias del invierno al aire libre, como esquiar, caminatas, etc.


• La alimentación es muy importante también. Vitaminas y minerales que se obtienen de una dieta equilibrada, aportan al bienestar general. Tal vez sea más complicado disminuir las calorías en los meses fríos, por lo que comer cada tanto un chocolate no viene mal ya que éste tiene un efecto calmante y antidepresivo para el cerebro. La clave está en no exagerar la ingesta y siempre y cuando no exista otro tipo de enfermedad, como diabetes. Si ingerimos más calorías ya que el cuerpo lo pide, se compensa con actividad física porque siempre hay que buscar un equilibrio entre las necesidades del cuerpo, la mente y las sociales.


• Cuidá las horas de sueño y los horarios para dormir. Si de por sí nos sentiremos más cansados en invierno, vamos a sumar mayor malestar si no descansamos correctamente. La tendencia a sentirnos somnolientos es una respuesta normal del cuerpo a la falta de sol. Se puede acompañar este estado de sueño cuidando los horarios para dormir y las horas necesarias de sueño de acuerdo a la edad.


• No te aísles. Hay que juntarse con buenos amigos y familiares porque eso colabora en el bienestar general. Si tenés pensamientos negativos la mayor parte del tiempo, es recomendable hablarlo con personas de confianza. Al no tratarse de una enfermedad propiamente dicha, un buen consejo, una orientación a tiempo o el afecto de alguien estimado, ayuda a mejorar los pensamientos negativos. Intenta rodearte de personas positivas y activas.


Como te podés dar cuenta, hay cosas por hacer durante los meses fríos, por lo que es fundamental LA ACTITUD con la que encaremos este período del año.


Si en abril ya comenzamos con las quejas, el pensamiento negativo y las añoranzas por las playas y el verano, sólo lograremos sufrir aún más por algo que no está a nuestro alcance cambiar. Sin embargo, podemos encarar esta etapa del año preparándonos para pasarla bien, programando las actividades que se encuentren a nuestro alcance para realizar, con bajo o alto presupuesto, con las personas que elijamos estar, con los recursos con que podamos contar. Lo que interesa es cómo estemos dispuestos a vivir el otoño – invierno.


Sobre todo, no olvides que estos estados anímicos tienden a desaparecer una vez que los días comienzan a alargarse, por lo que no te desesperes, no te creas que estas depresivo o enfermo por notar estos cambios en tu humor y en tus conductas. Conociendo estos fenómenos muy propios de nuestro lugar, podés observarte a vos mismo para conocer tus reacciones ante los cambios de estación y cuidarte a vos y tus seres queridos.


Fuente: Diario Prensa

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS