sábado 20 de abril de 2019

Noticias | 15 abr 2019

Provinciales

Condenado por abuso de menores, Weis fue trasladado a Río Grande

El empresario de Ushuaia Héctor Darío “El Gringo” Weiss, detenido el último viernes para empezar a cumplir una condena por el abuso sexual de dos menores de edad, fue trasladado a una sede carcelaria de Río Grande


El empresario de Ushuaia Héctor Darío “El Gringo” Weiss, detenido el último viernes para empezar a cumplir una condena por el abuso sexual de dos menores de edad, fue trasladado a una sede carcelaria de Río Grande, confirmaron a EDFM fuentes vinculadas al caso.


Weiss, quien en mayo del año pasado fue sentenciado a 8 años de prisión efectiva por el abuso de dos niñas de 8 y 14 años, fue derivado a la Unidad de Detención Nº1 de la ciudad del norte de la provincia.


La detención se produjo porque el Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego (STJ) declaró inadmisible el recurso extraordinario federal presentado por la defensa de Weiss para que su caso sea tratado por la Suprema de Corte de Justicia de la Nación.


De esta forma, aunque los abogados del empresario pueden recurrir a la Corte a través de un recurso de queja, el fallo condenatorio se considera firme en el ámbito de la provincia, y la pena se debe comenzar a cumplir.


Además, el STJ rechazó también un incidente de nulidad formulado por los defensores contra la decisión del organismo de confirmar la sentencia dictada por el Tribunal Oral de Ushuaia.


Con estos antecedentes, el expediente retornó de inmediato al Tribunal Oral donde se dispuso la “inmediata detención” del imputado. 


Según las fuentes consultadas por este medio, el dueño de las concesionarias de autos Citroën y la distribuidora de bebidas Quilmes fue encarcelado el viernes mientras se encontraba trabajando en su agencia automotriz de Ushuaia.


El empresario fue sorprendido en su negocio, no ofreció resistencia a la comitiva de la policía provincial que acudió a cumplir la orden de aprehensión, y solamente solicitó pasar por su casa a buscar ropa, lo que le fue denegado por los efectivos policiales.  


La defensa de Weiss, quien hace poco fue asumida por los abogados Alejandro Berola y Norma López, había intentado dilatar la definición del caso mediante una nueva presentación ante el Superior Tribunal, pero luego del dictamen del jefe de fiscales Oscar Fappiano, contrario a la postura de los letrados defensores, los jueces del máximo órgano judicial de la provincia decidieron el rechazo del nuevo planteo y la inadmisibilidad del recurso federal.


A partir de entonces se activaron los mecanismos judiciales que derivaron en la detención del empresario.

La nulidad que no prosperó

Los abogados de Weiss intentaron una última jugada para evitar la confirmación de la sentencia y el encarcelamiento de su cliente.


A través de un incidente de nulidad, cuestionaron cómo estuvo integrado el Superior Tribunal de Justicia en el fallo que rechazó el recurso de casación y validó la sentencia del Tribunal Oral.


El argumento fue que, como la jueza María del Carmen Battaini se excusó de intervenir en el caso, por haber actuado en la investigación contra el fiscal Nicolás Arias (vinculada con la causa) en el Consejo de la Magistratura, entonces el STJ suscribió una sentencia con un miembro menos, en lugar de haber convocado a un juez subrogante para que se sumara a las deliberaciones.


Ese planteo fue rechazado tanto por el fiscal Fappiano como por los abogados de la querella, con fundamentos que luego recogió el STJ.


En primer lugar, los jueces avalaron la excusación de Battaini. Dijeron que la magistrada participó de las actuaciones donde el agente fiscal fue cuestionado por haber pedido la omisión de debate y la aplicación de una pena de tres años de prisión a Weiss, mientras que en el recurso de casación, la defensa también cuestionaba el monto de la pena impuesta al empresario.
Luego, negaron que Battaini se haya excusado de manera “tardía”, sino que lo hizo “cuando tuvo que analizar el caso concreto”.


Por otra parte, los jueces sostuvieron que no es irregular que el Superior Tribunal se haya pronunciado con un miembro menos (por la excusación de Battaini).


“No resulta indispensable la participación unánime de sus miembros para pronunciar fallos válidos, ni resulta necesario integrar el cuerpo por falta de uno de los jueces, cuando con la intervención de los restantes se alcanza el número legal para fallar”, indica el fallo que rechazó la nulidad.


Y en esa línea, agrega que “la ley no obliga a que la decisión esté suscripta por la totalidad de los miembros del tribunal. Ergo, no puede afirmarse válidamente que el tribunal quede “desintegrado” ante la ausencia -por uno de los motivos legalmente previstos- de uno de sus integrantes”.

Sin caso federal

El otro motivo que derivó en la detención de Weiss fue que el Superior Tribunal declaró “inadmisible” el recurso extraordinario federal, para que el caso llegara a la Corte Suprema de Justicia.


En ese sentido, los jueces fundamentaron que “el caso no denota características extraordinarias que permitan advertir la concurrencia de la cuestión de naturaleza federal”.


Al compartir el criterio del fiscal Fappiano, los magistrados entendieron que el caso “fue tratado y resuelto de acuerdo a lo establecido por las leyes locales que rigen en la materia y no se observa que éstas se opongan a normas de raigambre constitucional”.


“El fallo impugnado presenta fundamentos serios y atendibles que se ajustan en un todo a las cuestiones de hecho y derecho debatidas, sin que se advierta la existencia de cuestión federal comprometida. Los presentantes se limitan a manifestar su disconformidad con lo resuelto”, indicaron los miembros del STJ.


En definitiva, concluyeron que la defensa de Weiss solo manifestó estar en desacuerdo con la condena impuesta por el Tribunal Oral, pero no logró demostrar que con ello se hayan vulnerado derechos federales.

Por qué condenaron al empresario

Abuso sexual de dos menores

El empresario Héctor Darío Weiss fue hallado culpable en 2018 del abuso sexual de dos menores de edad.
Los jueces del Tribunal Oral de Ushuaia lo hallaron “penalmente responsable” de los delitos de “abuso sexual simple reiterado en un número indeterminado de veces” en concurso ideal con “abuso sexual con aprovechamiento de la inmadurez de la víctima reiterado, tres hechos”.
Al juzgar el caso en juicio, el tribunal le asignó credibilidad al testimonio de las propias víctimas, al afirmar que, en uno de los hechos, “refleja la verdad real de lo acontecido, pudiendo –entonces- afirmar que encuentro plenamente probada tanto la existencia material del hecho en trato, como la autoría por parte del imputado”. Por ese hecho, los jueces hallaron al empresario como responsable de “abuso sexual simple reiterado, en un número indeterminado de oportunidades”.
En cuanto al otro episodio, los magistrados entendieron que Weiss abordó a la menor “de manera gradual”, hasta que en un momento la increpó con “sorpresivos besos y manoseos”, y agregaron que “el persistente accionar del imputado logró desparecer o torcer la conducta de la víctima”. A la vez, mencionaron que el condenado se aprovechó del carácter y de la “inexperiencia e inmadurez sexual de la menor, así como de su alto grado de vulnerabilidad”. Por todo ello, los jueces señalaron que por este hecho le correspondía al imputado una condena por el delito de “abuso sexual simple reiterado, en concurso real con abuso sexual con aprovechamiento de la inmadurez sexual de la víctima, reiterado”.
Derivaciones del caso Weiss

El polémico dictamen del fiscal Arias

El caso del empresario Weiss tomó otra repercusión, e incluso llegó a los medios nacionales, por el dictamen suscripto por el fiscal de Ushuaia Nicolás Arias, quien propuso la “omisión de debate” (es decir, que el juicio no se realizara) a cambio de la imposición de una pena mínima de tres años de prisión, y utilizó para ello argumentos que fueron catalogados de escandalosos.


Además de considerar la “falta de antecedentes” del empresario, Arias escribió que “la edad y la educación también los considero como atenuantes, pues (Weiss) no culminó sus estudios secundarios”.


Por otra parte, Arias citó como atenuante que Weiss resulta “sostén económico familiar y posee dos hijos menores de edad”.
Por último, el fiscal citó como un tercer atenuante de la pena, una pericia referida a las características de la personalidad del empresario, en la que se lo señala como “inmaduro, dependiente, con bajo control de sus impulsos, y tendencia a proyectar en el otro”. También como alguien que posee “dificultad para mantener distancia adecuada en las relaciones interpersonales” y “proclive a borrar la asimetría en las relaciones que lo requieren, tendiendo a invadir espacios”.


“Estas circunstancias obligan a considerar una exigibilidad menor de la conducta debida en el ámbito de la culpabilidad”, resumió el representante de la Fiscalía.


Por este dictamen, el Consejo de la Magistratura intervino de oficio y abrió una investigación contra Arias. Se llegó a recomendar por mayoría la realización de un jury de enjuiciamiento, pero el fiscal acusador del cuerpo decidió finalmente no acusar y solo se impulsó una sanción administrativa, que hasta el día de hoy no se sabe qué suerte corrió en el seno del Superior Tribunal de Justicia.
 

Fuente: El Diario del Fin del Mundo

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS