lunes 16 de diciembre de 2019

Noticias | 26 nov 2019

Georradar: Mapearon Bahía Encerrada y el Glaciar Martial

MAPEARON EL FONDO DEL GLACIAR MARTIAL Y BAHÍA ENCERRADA: El Ing. Carlos Pane mapeó los subsuelos de la Bahía Encerrada, el Glaciar Martial y turberas de la provincia con el primer georradar comercial de Tierra del Fuego


¿Qué esconde la Bahía Encerrada en su fondo? ¿Cómo es el avance y la evolución de los glaciares? ¿Hay tumbas desconocidas en el viejo cementerio de la Misión Salesiana? ¿Permite el suelo comenzar una obra? Todas estas preguntas pueden responderse con el uso del georradar, aparatología de última generación que está en la provincia gracias al equipamiento incorporado por la empresa del Ing. Carlos Pane.

“En los últimos meses fueron varios los trabajos realizados en nuestra provincia con este aparato tecnológico: desde la medición de glaciares y turbales hasta la presencia de cañerías y obstáculos en obra pública, o el análisis del suelo antes de realizar un edificio o una casa.  Todas situaciones en las que resulta sumamente beneficioso conocer que hay debajo de lo que se ve”, afirma Pane respecto a la utilidad de esta tecnología en nuestra provincia.

El fondo de la Bahía Encerrada y la profundidad de los glaciares

En el caso de la Bahía Encerrada, Pane afirma que el Municipio vio beneficiada su compleja tarea en el saneamiento de la misma. “Para esto, se trabajó en conjunto el área de Medio Ambiente para utilizar el georradar y mapear el fondo de la Bahía, detectando y midiendo el espesor de la capa de sedimentos. Esta información resulta vital para tener una referencia de la situación inicial y la evolución del saneamiento de la bahía”.

Por otro lado, el georradar fue utilizado para colaborar con objetivos de Defensa Civil, dada la utilidad de contar con un instrumento que “ve” a través del hielo y así poder usarlo en rescates y búsquedas de personas. En este caso particular, “se utilizó el aparato para ver la capa de hielo y el fondo de la misma así como su profundidad e incluso el curso de agua del desagote natural”, detalla el ingeniero.

Eficiencia e inmediatez en la información

El georradar consiste en un aparato que permite hacer un escaneo de lo que hay bajo el suelo, pudiendo de esta manera detectar desde objetos (cañerías, cloacas, etc), hasta la dimensión de turberas (ideal para fines científicos o para la construcción sobre superficies de este tipo) o encontrar objetos en el fondo de la Bahía Encerrada. Todo sin necesidad de hacer pozos o intervenir el suelo.

Pane explica que “hay que preguntarse cuántas veces las empresas comienzan obras y se ven demoradas e incluso frenadas por imprevistos que estaban “bajo tierra”, o cuánto puede ahorrarse en tiempo y dinero si se conoce la dimensión y profundidad de un turbal. Todas estas son preguntas que el uso del georradar puede responder. Además, esta tecnología se combina con la geo eléctrica, que son mediciones de puesta a tierra fundamentales en estudios de suelo”.

“Creo que el ambiente necesita procesos que afecten los recursos lo menos posible, y las empresas e instituciones precisan ahorro de costos e inmediatez y precisión en la información. Con la utilización del georadar esto es ahora posible en nuestra provincia”, sintetiza el ingeniero.

Por último, Pane indica que “para más información pueden consultarnos en nuestra página www.carlospaneconsultores.com.ar o escribirnos a Carlospane40@hotmail.com

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS