jueves 09 de julio de 2020

Noticias | 15 may 2020

Cuarentena

La emotiva carta que un nene de 8 años le escribió a un policía para poder ver a su abuelo

La relación abuelos-nietos es, sin dudas, uno de los vínculos más especiales que existen y la cuarentena está produciendo tristeza y angustia en unos y en otros.


"Señor policía: me llamo Jonás y quería pedir permiso para ir a Telén a visitar a mi abuelito a quien no veo desde hace más de 50 días y lo extraño demasiado. Hacemos video-llamadas y hablamos por celular, pero necesito abrazarlo".

Así comienza la emotiva carta que escribió, de puño y letra, este niño de tan solo 8 años de Victorica (La Pampa) que desea fervorosamente poder volver a abrazarse con su abuelo que vive a solo 10 kilómetros, en la localidad de Telén.

En estos casi dos meses que llevamos de aislamiento preventivo y obligatorio las emociones y los sentimientos están jugando un papel muy importante al no poder pasar tiempo con nuestros seres queridos. Y, muchas veces, son los chicos los que más sufren la imposibilidad de no poder abrazarse y jugar con sus abuelos y otros familiares y amigos. En algunos casos, como le ocurrió a Jonás, logran expresarlo y en otro no.

"Los abuelos son el lugar perfecto para guarecerse"

La relación abuelos-nietos es, sin dudas, uno de los vínculos más especiales que existen y la cuarentena está produciendo tristeza y angustia en unos y en otros.

"Me emocionó mucho la carta, me pareció dulce y decidido y, básicamente, respetuoso de la norma. Muestra que importantes son los vínculos entre los abuelos y los nietos. Una relación especial y única que permite que se desarrollen aspectos de crianza, que no siempre se dan con los propios hijos, pero si con los nietos ya que los abuelos están más distendidos y se permiten deslices que con los propios hijos, muchas veces, por la responsabilidad de la crianza, no lo hacen", expresa Marisa Ludmer, Psicóloga de niños, adolescentes, adultos, pareja y familia. Y agrega: " Muchas veces, los abuelos ocupan para los nietos el lugar de refugio y seguridad. Especialmente, en los momentos en que se pelean con los papás. Los abuelos son el lugar perfecto para guarecerse ".

"Yo prometo cuidarme y quedarme en su casa"

"Quiero jugar a la pelota con mi abuelo y extraño sus asados. ¿Por favor, me deja ir? Yo prometo cuidarme y quedarme en su casa" . De esta manera finaliza la carta Jonás.

"Esta semana empezó de nuevo con ese reclamo (se lo había pedido hace unos 25 días) y ayer le dije que iba a averiguar, pero Jonás me dijo que espere hasta hoy que iba a hacer algo. Y hace un rato lo vi que escribía y no me dejó que me acercara. Pensé que hacia algún dibujo para sorprenderme, pero no. Me dio ésta cartita y me pidió que la llevara a la comisaría ", posteó la mamá en sus redes sociales.

"La angustia viene del temor a la pérdida"

Ludmer sostiene que para calmar la angustia de los chicos, los padres deben hacer hincapié en que ésta situación es de distancia, no de pérdida. "En el sentido de que el abuelo está, sigue vivo, la diferencia es el modo de vincularse. Muchas veces los niños confunden presencia física con existencia. Entonces, es importante que tengan comunicación con los abuelos para que vean que están bien. La angustia viene del temor a la pérdida, si eso se puede trabajar, posiblemente la angustia baje ", explica Ludmer.

 

La cuarentena prolongada empieza a marcar los afectos que más se extrañan
La cuarentena prolongada empieza a marcar los afectos que más se extrañan Crédito: Shutterstock

 

Consejos para los abuelos para poder estar lo más cerca de sus nietos, a la distancia, en esta cuarentena:

 

  • -Pueden llamarlos por teléfono o video llamada, jugar con ellos a distintos tipos de juegos.
  • -Tejerles vestidos para muñecas o armarles juegos.
  • -Pintarles cuadros, hacerles artesanías u otras manualidades.
  • -También es un buen momento para preparar legados para los nietos. Poder pensar cuál es el mensaje de vida que uno les quiere transmitir.
  • -Escribir sobre las propias raíces para que generaciones subsiguientes puedan saber de su historia.
  • -Leerles cuentos a través del teléfono o de la computadora. Contar historias de la familia o de cuando ellos eran chiquitos.
  • -Hacer legados con álbumes de fotos, libros de recetas de cocina, de frases importantes, consejos para un buen asado, etc.

Fuente: La Nación

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS