lunes 21 de septiembre de 2020

Noticias | 6 ago 2020

COVID19: Hay plasma en TDF desde junio pero aún aguarda autorización

El plasma es un tratamiento para casos de COVID19 que puede salvar vidas. En Tierra del Fuego hay plasma disponible desde junio pero el gobierno aún no autorizó su uso, a pesar de su éxito en otros lugares del país. Desde Argentina Online entrevistamos al Dr. Ferro, pionero de este tratamiento en la isla, para conocer más de este tratamiento y comprender por qué aún no se está aplicando.


El Dr. Ferro es médico de Clínica San Jorge, recibido en la UBA y miembro de la Sociedad Argentina de Hematología. En Clínica San Jorge encabezó el primer tratamiento de Leucemia aguda en Tierra del Fuego y ahora es uno de los dos médicos al frente del nuevo procedimiento que usa plasma de pacientes recuperados para tratar pacientes con COVID19. El Congreso Nacional aprobó el proyecto que impulsa la Campaña Nacional de Donación de Plasma, también apoyada por el Gobierno Nacional. Desde Argentina Online entrevistamos al Dr. Ferro para conocer más de este tratamiento y comprender por qué aún no se está utilizando en Tierra del Fuego, cuando ya fue implementado con éxito en varias provincias del país.

 

¿En qué consiste el tratamiento con plasma de convalecientes?

Es un tratamiento que fue utilizado durante las epidemias de fiebre hemorrágica argentina, con buenos resultados. Consiste en que los pacientes que fueron diagnosticados con la infección de COVID-19 y se han recuperado, puedan donar sangre para que nosotros podamos obtener el plasma y potencialmente utilizarlo en pacientes que tengan la enfermedad activa.  El mecanismo de acción se realizaría a través de la neutralización del virus circulante antes que produzca daño en los tejidos. Esto es importante porque hay que remarcar que es para pacientes que están empeorando clínicamente, pero no aquellos que estén en una fase muy avanzada porque el daño realizado no se puede revertir con este tratamiento.

 

¿Cuáles son sus resultados en el mundo? ¿Cómo viene aplicándose en Argentina?

Los protocolos en distintas partes de mundo tienen distintas formas de elaborarlo. A mi entender el más avanzado es el de la Clínica Mayo en Estados Unidos, con 20.000 pacientes tratados. Si bien no es un estudio apuntado para evaluar si el tratamiento sirve o no sirve, fue diseñado para evaluar la seguridad del tratamiento. Llegaron a la conclusión de que es un tratamiento seguro, con menos del 1% de efectos adversos, y notaron una reducción de 4 puntos porcentuales en el subgrupo de alto riesgo en los pacientes tratados con plasma.

En Argentina, el Congreso aprobó el proyecto que impulsa una Campaña Nacional de Donación de Plasma sanguíneo de pacientes que hayan estado infectados de COVID-19, y el Gobierno Nacional ha apoyado también estas medidas.  

 

¿En qué casos se recomienda su uso?

Al no haber un tratamiento específico todavía, avalado por ningún ente gubernamental, es una de las opciones terapéuticas. Debería poder brindarse como opción terapéutica en el marco de un tratamiento de uso compasivo. El que debe recibir el tratamiento es el paciente en el que la enfermedad está progresando, pero no con un daño crítico. Es un tratamiento para disminuir las complicaciones, y no para revertir las que ya estén presentes.

 

¿Tierra del Fuego está preparada para llevar a cabo este tratamiento? ¿Por qué el gobierno no lo está utilizando para tratar los casos con hospitalización?

En Cínica San Jorge tenemos todo armado para la donación y almacenamiento de plasma desde mediados de abril/mayo, y hay unidades de plasma disponibles desde junio. Se necesita para su obtención una máquina de aféresis, que se encuentra en la Clínica desde fines del año 2018 y ha sido utilizada por la Dra. Saldutti y el equipo del banco de sangre para diversos tratamientos.

Hubo un momento en el que no hubo casos, por lo cual quedó todo preparado con unidades de plasma por si aparecía alguna situación comprometida, y se siguieron avanzando con temas protocolares y administrativos. Yo creo que en un contexto en el que el congreso aprobó la campaña de donación de plasma, también apoyada por el gobierno nacional, es una opción terapéutica que tiene que estar disponible para los equipos médicos que consideren necesario su uso.

 

¿Si un paciente grave solicita el tratamiento con plasma en la provincia, puede obtenerlo? ¿Cómo serían los requisitos y el mecanismo para obtenerlo?

Actualmente se está buscando la aprobación de un comité de ética de investigación para que en nuestra provincia se pueda administrar libremente.  Si se obtiene la aprobación no habría más impedimentos gubernamentales para utilizarlo en forma masiva.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS