jueves 16 de septiembre de 2021

Noticias | 11 sep 2021

“En Clínica San Jorge nos encontramos con tecnología y calidad humana altísimas"

¿Por qué el Hospital Italiano eligió Clínica Sann Jorge para su proyecto extramuros? ¿Cómo será la atención conjunta con Clínica San Jorge? Entrevistamos al Dr. Mario Rabellino, Jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Italiano de Buenos Aires.


¿Por qué el Hospital Italiano eligió Clínica Sann Jorge para su proyecto extramuros? ¿Cómo será la atención conjunta con Clínica San Jorge? Desde Argentina Online entrevistamos al Dr. Mario Rabellino, Jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Italiano de Buenos Aires.

 

A partir del acuerdo con Clínica San Jorge, en nuestra provincia viene circulando información acerca del Proyecto Extramuros del Hospital Italiano. ¿Puede contarnos brevemente en qué consiste?


El Proyecto Extramuros del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Italiano se impulsó el año pasado, con el objetivo de cambiar el modelo y la lógica de la atención. El HIBA atiende a pacientes de todo el país. Tradicionalmente, eran los pacientes del interior los que viajaban a Buenos Aires en busca de atención especializada. Nuestro Proyecto busca invertir esa logística: en vez de esperar a que los pacientes se acerquen al hospital, queremos ir nosotros a proporcionar a los pacientes la atención que necesitan, a sus propios lugares de origen.
En el marco de este proyecto, generamos un vínculo muy sólido con Clínica San Jorge. Tenemos muchas expectativas con respecto a la integración de las dos instituciones, que se dará en etapas. En definitiva, nuestro objetivo es que Clínica San Jorge tenga la misma calidad diagnóstica que estamos sosteniendo desde hace años en el Hospital Italiano.

 

¿Cómo proyectan esa integración por etapas y por qué eligieron Clínica San Jorge?
Estamos transitando las etapas iniciales de este proyecto. Primero coordinamos los diagnósticos de las resonancias magnéticas; luego ampliamos a tomografía, y en el futuro la idea es extendernos a otras áreas diagnósticas cómo ecografía o rayos. 
Cuando llegamos a Clínica San Jorge, nos encontramos con una institución que desde el punto de vista tecnológico está super avanzada. El resonador y el tomógrafo son de primera calidad. Este equipamiento nos permite realizar prácticamente la totalidad de los estudios necesarios en nuestra área. Pero además de la base tecnológica, nos encontramos con una altísima calidad humana: esa es quizás la razón más importante por la cual nosotros estamos acá. Generamos un muy buen vínculo con Carlos Sánchez Posleman, con el equipo de Diagnóstico por Imágenes, y con toda la gente que trabaja acá.
Este buen vínculo es el que nos hace pensar en la posibilidad de extender el trabajo conjunto hacia otras especialidades, más allá del diagnóstico por imágenes. Es una posibilidad de brindar una mejor atención a todos los pacientes.

 

¿Cuál va a ser el modelo de trabajo entonces?
El modelo de trabajo va a ser mixto o híbrido: en parte virtual y en parte presencial. Además de los diagnósticos elaborados a distancia desde el Hospital Italiano, nuestros médicos, técnicos y administrativos van a venir periódicamente hasta Ushuaia. La idea es trabajar presencialmente junto con el personal de Clínica San Jorge. Queremos que siempre haya algún miembro del equipo del HIBA en Ushuaia, pero que a su vez los especialistas locales viajen a Buenos Aires, se integren a nuestro servicio y se capaciten junto con nosotros.

 

¿Qué significa personalmente para usted este proyecto?
Personalmente este proyecto es muy importante para mí. Yo provengo de un pueblito de la Provincia de Buenos Aires que se llama Capitán Sarmiento. A 30 kilómetros de allí, en Arrecifes, mi padre (junto con otro médico, socio y amigo) tenían una clínica. Yo recuerdo vivamente cuánto les costaba conseguir especialistas que pudieran arraigarse, o al menos viajar para trabajar allí, y los problemas que esto acarreaba para los pacientes. Que hoy el Hospital Italiano pueda estar literalmente trabajando en un punto tan lejano de su origen como Ushuaia, junto con Clínica San Jorge, la verdad que me llena de orgullo y alegría. Es una gran satisfacción que hayamos podido lograr este acuerdo.

 

A partir del acuerdo con Clínica San Jorge, en nuestra provincia viene circulando información acerca del Proyecto Extramuros del Hospital Italiano. ¿Puede contarnos brevemente en qué consiste?


El Proyecto Extramuros del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Italiano se impulsó el año pasado, con el objetivo de cambiar el modelo y la lógica de la atención. El HIBA atiende a pacientes de todo el país. Tradicionalmente, eran los pacientes del interior los que viajaban a Buenos Aires en busca de atención especializada. Nuestro Proyecto busca invertir esa logística: en vez de esperar a que los pacientes se acerquen al hospital, queremos ir nosotros a proporcionar a los pacientes la atención que necesitan, a sus propios lugares de origen.
En el marco de este proyecto, generamos un vínculo muy sólido con Clínica San Jorge. Tenemos muchas expectativas con respecto a la integración de las dos instituciones, que se dará en etapas. En definitiva, nuestro objetivo es que Clínica San Jorge tenga la misma calidad diagnóstica que estamos sosteniendo desde hace años en el Hospital Italiano.

 

¿Cómo proyectan esa integración por etapas y por qué eligieron Clínica San Jorge?
Estamos transitando las etapas iniciales de este proyecto. Primero coordinamos los diagnósticos de las resonancias magnéticas; luego ampliamos a tomografía, y en el futuro la idea es extendernos a otras áreas diagnósticas cómo ecografía o rayos. 
Cuando llegamos a Clínica San Jorge, nos encontramos con una institución que desde el punto de vista tecnológico está super avanzada. El resonador y el tomógrafo son de primera calidad. Este equipamiento nos permite realizar prácticamente la totalidad de los estudios necesarios en nuestra área. Pero además de la base tecnológica, nos encontramos con una altísima calidad humana: esa es quizás la razón más importante por la cual nosotros estamos acá. Generamos un muy buen vínculo con Carlos Sánchez Posleman, con el equipo de Diagnóstico por Imágenes, y con toda la gente que trabaja acá.
Este buen vínculo es el que nos hace pensar en la posibilidad de extender el trabajo conjunto hacia otras especialidades, más allá del diagnóstico por imágenes. Es una posibilidad de brindar una mejor atención a todos los pacientes.

 

¿Cuál va a ser el modelo de trabajo entonces?
El modelo de trabajo va a ser mixto o híbrido: en parte virtual y en parte presencial. Además de los diagnósticos elaborados a distancia desde el Hospital Italiano, nuestros médicos, técnicos y administrativos van a venir periódicamente hasta Ushuaia. La idea es trabajar presencialmente junto con el personal de Clínica San Jorge. Queremos que siempre haya algún miembro del equipo del HIBA en Ushuaia, pero que a su vez los especialistas locales viajen a Buenos Aires, se integren a nuestro servicio y se capaciten junto con nosotros.

 

¿Qué significa personalmente para usted este proyecto?
Personalmente este proyecto es muy importante para mí. Yo provengo de un pueblito de la Provincia de Buenos Aires que se llama Capitán Sarmiento. A 30 kilómetros de allí, en Arrecifes, mi padre (junto con otro médico, socio y amigo) tenían una clínica. Yo recuerdo vivamente cuánto les costaba conseguir especialistas que pudieran arraigarse, o al menos viajar para trabajar allí, y los problemas que esto acarreaba para los pacientes. Que hoy el Hospital Italiano pueda estar literalmente trabajando en un punto tan lejano de su origen como Ushuaia, junto con Clínica San Jorge, la verdad que me llena de orgullo y alegría. Es una gran satisfacción que hayamos podido lograr este acuerdo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS