jueves 07 de julio de 2022

Noticias | 16 may 2022

Policiales

Un empresario alcoholizado causó un choque múltiple dejando 2 muertos y 10 heridos

Las víctimas tenían 25 y 15 años y eran familiares. El conductor que provocó el impacto dio positivo en el test de alcoholemia y está imputado por doble homicidio culposo.


El conductor de un BMW quedó imputado por doble homicidio culposo tras haber causado un choque múltiple en el que murieron dos personas y otras diez personas resultaron heridas. La tragedia ocurrió el domingo por la noche, frente al Hipódromo de Palermo.

El incidente vial se produjo en Avenida del Libertador y José Ortega y Gasset. Las víctimas fatales fueron identificadas como Juan Márquez, de 25 años, y su sobrina, Jenismar, de 15, ambos venezolanos. Márquez murió en el lugar del choque, mientras que la joven presentó muerte cerebral y finalmente falleció en el Hospital Fernández, según confirmó Ignacio Previgliano, su director.

Según se pudo saber, en el Ford Ka viajaban seis personas.  Venían de una reunión familiar y se dirigían a Gerli, en donde viven otros dos de los ocupantes del vehículo. Las fuentes consultadas por este diario también dijeron que el padre de Jenismar está internado en el Fernández. 

Por la tragedia quedó imputado, por doble homicidio culposo, el empresario Roberto Juan Patricelli, de 57 años y conductor del BMW X3 que, según las primeras pericias, causó el choque. Con él viajaban dos mujeres y un hombre. El test de alcoholemia realizado más tarde por la Policía de la Ciudad dio positivo, con 0.51 g/l, de acuerdo a la información brindada por las autoridades. El máximo permitido es 0,50 gramos de alcohol por litro de sangre.

Además del auto de Patricelli, en otro de los vehículos involucrados, un Peugeot 207, viajaban un hombre y una mujer, que no sufrieron heridas de consideración.

En tanto que el más complicado de todos fue un Ford Ka, que volcó y quedó apoyado sobre su techo. Tres hombres y dos mujeres quedaron atrapados en su interior y tuvieron que ser liberados por miembros de los Bomberos de la Ciudad, quienes utilizaron herramientas hidráulicas.

Otro de los autos comprometidos fue una camioneta Toyota Rav 4. Las dos mujeres que la ocupaban lograron salir por sus propios medios, a pesar de sus lesiones. En la causa tomó intervención la Fiscalía de Flagrancia Área Norte N° 7, a cargo de Carolina Marró.

Todos las personas que sufrieron heridas en el choque fueron asistidas y trasladadas en ambulancias del SAME a los hospitales Pirovano, Rivadavia y Fernández. Tres de las mujeres que se trasladaban en los vehículos accidentados "fueron asistidas e inmovilizadas", informaron fuentes que intervinieron en el operativo de rescate.

De acuerdo a la reconstrucción hecha en base a las primeras pericias y a algunos testigos, el BMW, que circulaba por Libertador hacia Juan B. Justo, se cruzó de carril e impactó con los tres autos que iban en sentido contrario. La colisión se produjo en la esquina de Ortega y Gasset, en donde hay un semáforo que permite el giro a la izquierda para quienes van hacia el Norte. Por eso, se intenta determinar si alguno de los autos involucrados estaba esperando para doblar.

Aunque aún no se conocieron más precisiones, se especula con que el BMW circulaba a gran velocidad. Lo explica el estado de al menos dos de los vehículos involucrados. En el Ka, en tanto, en donde viajaban las dos víctimas fatales, iban otros cuatro ocupantes, por lo que al menos uno de ellos no tenía cinturón de seguridad. 

Lo que sí está claro es que el BMW, luego de arrasar a los otros tres vehículos, golpeó y rompió la base del cartel que monitorea patentes. Por la magnitud del impacto, la estructura del cartel, de unas 3 toneladas, era reparado este lunes por la mañana por personal del Gobierno porteño.

Los vehículos involucrados en la tragedia frente al Hipódromo de Palermo, a la espera de más pericias en una playa policial. Foto: Luciano Thieberger

Los vehículos involucrados en la tragedia frente al Hipódromo de Palermo, a la espera de más pericias en una playa policial. 

 

 

Como el conductor del BMW superaba el límite de alcohol por litro de sangre para conducir, la tragedia puso en agenda la discusión sobre la tolerancia cero de alcohol para manejar.

"Este auto circulaba a altísima velocidad y, al cambiar bruscamente de carril, impactó a otro vehículo y comenzó el efecto dominó mortal. ¿Por qué este señor de 57 años manejaba así? El test de alcoholemia dio positivo: 0.51 g/l. Una vez más, el alcohol. Siempre el alcohol", expresó Pablo Martínez Carignano, titular de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

El funcionario agregó que el organismo "pedirá ser admitido en la causa que se le inició a este hombre: solicitaremos que la pena sea de cumplimiento efectivo y que se lo inhabilite para conducir mientras dure el juicio y durante todos los años de la sentencia, como mínimo". 

 

Fuente: Clarín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS