viernes 19 de agosto de 2022

Noticias | 27 jul 2022

Tierra del Fuego

Peritaje del Lear Jet caído en Río Grande

Llamativo hallazgo entre los restos del avión estrellado


La Jueza Federal de Río Grande, a cargo de la investigación judicial por el accidente aéreo del Learjet 35, matrícula LV-BPA, de la empresa Flying América, ocurrido el primero de julio de este año, confirmó que parte de los restos de la aeronave serán exportados a Estados Unidos, para la realización de peritajes, ya que en el país no se cuentan con elementos necesarios para poder hacerlo.


El personal de la Junta de Seguridad en el Transporte (JST) y el investigador asignado por la Dirección Nacional de Investigación de Sucesos Aeronáuticos, que coordina las tareas del Equipo de Trabajo de Investigación de Campo (ETIC); realiza los trámites ante la Aduana para poder hacer la exportación de los elementos, el cual no es sencillo y lleva su tiempo, al tratarse Tierra del Fuego de una Área Aduanera Especial.


En torno a la causa, la Jueza Mariel Borruto señaló, en declaraciones radiales, que por el momento algunas de las medidas judiciales se encuentran suspendidas por la feria judicial, como por ejemplo la toma de testimoniales de todo el personal que el día de la tragedia estaba trabajando en el aeropuerto, tanto de fuerzas de seguridad, como de civiles.


En lo que sí se pudo avanzar, es en todo lo relacionado con la asistencia a los familiares de las víctimas de esta tragedia aérea: El piloto Claudio Canelo (52) y el copiloto Héctor Vittore (51); el médico Diego Ciolfi (56) y la enfermera Denise Torres García (30).


La Jueza Borruto brindó un dato muy llamativo: Entre los restos del avión que se estrelló, explotó y se incendió, se pudo encontrar una mochila intacta, sin daños, la cual fue revisada y contenía documentación y elementos personales que correspondían a la enfermera Denise Torres García, la cual fue entregada a sus familiares, entendiendo que la misma “tiene un valor afectivo”, dijo la Magistrada.


Otra medida sobre lo cual la Justicia tuvo que emitir resolución, fue en la autorización para que el perito del Seguro contratado por la empresa aérea, pueda comenzar con su trabajo y permitirle acceder a los restos de la aeronave que están en resguardo en un hangar del Aeropuerto de Río Grande.

 

Antecedentes del caso

Sobre el accidente, cabe indicar que el avión había despegado a las 8:45 desde San Fernando, provincia de Buenos Aires el 1 de julio último. Luego hizo escala en Comodoro Rivadavia, de donde despegó a las 11:30 rumbo a Río Grande; habían trasladado a un bebé de cinco meses desde Capital Federal. El menor, había sufrido una enfermedad respiratoria y tras el viaje aéreo, lo habían llevado hasta la Clínica CEMEP. Durante el viaje de regreso fue que sucedió la tragedia.


Tras el accidente, se activaron los protocolos de emergencia que consistieron en cerrar el aeropuerto y todo el perímetro, mientras que Bomberos de la ANAC, de la Policía y Bomberos Voluntarios procedieron a apagar el fuego. La aeronave quedó en terrenos de la Base Aeronaval, contra un cerco de madera.


Respecto a los restos de los ocupantes del avión, quedó confirmado que todos están calcinados y que recién el sábado 2 de julio pudieron ser extraídos de los restos que quedaron del avión. Una tarea que no fue para nada sencilla, debido a que estaban en medio de hierros retorcidos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS