lunes 26 de septiembre de 2022

Noticias | 23 sep 2022

Sociedad

Y ahora, a la Antártida: el nuevo reto extremo del ultraciclista Omar di Felice

Después de recorrer 4.000 kilómetros del Círculo Polar Ártico en solitario, el deportista italiano cambia de polo para una nueva aventura de 1.600 kilómetros en bicicleta y 10.800 metros de desnivel positivo en 60 días


Y después del Polo Norte, ¿qué? Pues el Polo Sur. Esa fue la conclusión, lógica por otro lado, a la que llegó Omar di Felice, recuperado el aliento y la energía tras su última y más extrema aventura. El ultrafondista italiano recorrió el pasado invierno una ruta de 4.000 kilómetros pedaleando sobre bicicleta por el Círculo Polar Ártico. En unas semanas, pasará a la latitud contraria del planeta.

El reto, bajo el nombre de Antactica Unilimited (Antártida sin límites) consiste en un recorrido en bici y en solitario de 1.800 kilómetros, con un desnivel positivo acumulado de 10.800 metros. Todo ello a partir de noviembre, con temperaturas que pueden llegar hasta los 50 grados bajo cero y con una previsión de completar el recorrido en unos 60 días.

"Empecé a soñar con la Antártida y el Polo Sur cuando era un niño. Mientras leía sobre Ernest Shackleton y veía documentales que relataban su hazaña, empecé a soñar con recorrer con mi bicicleta el suelo antártico. Desde aquel día, hace ya casi 30 años, he trabajado duro para conseguirlo", relata el protagonista de esta futura hazaña.

"Al principio -continúa Di Felice-, ese sueño parecía imposible. Hasta que empezó a materializarse hace unos años al analizar la viabilidad del reto, que será mi mayor proyecto y uno de los más ambiciosos en la historia del ciclismo de aventura. La Antártida será el lugar donde el Omar adulto se reencuentre con el niño con el que espera, de la mano, cruzar la meta de su mayor sueño".

El plan de Di Felice es arrancar su aventura en Hercules Inlet, la zona de la Antártida más próxima al Cabo de Hornos, Chile y Argentina. Desde ahí se dirigirá en bicicleta hacia el Polo Sur geográfica, continuando su travesía (en dirección a África, por decirlo de un modo gráfico). hacia la base del glaciar Leverett. Pero el verdadero reto no es realizar ese trayecto, sino hacerlo por partida doble, regresando por el mismo camino hacia Hercules Inlet.

 

ÚNICO EN LA HISTORIA

En caso de conseguirlo, destacan desde su equipo, Di Felice completará el mayor trayecto en bicicleta que se ha realizado en toda la historia en el continente helado. Hay precedentes de algunos atletas que se han atrevido con la travesía, pero siempre combinando la bici con esquís en algunos de los tramos.

Como ocurrió con su expedición al Polo Norte, el ultrafondista romano se dotará de material especial para poder pedalear sobre ambientes helados y soportar las bajísimas temperaturas que se va a encontrar. Utilizará una fat brike de Willier Triestina con componentes Shimano, acoplada a un trineo de Ski Pulk para trasladar su equipo. La ropa será de UYN, que "ha desarrollado un traje especial de gran altitud similar al que utilizan los alpinistas a más de 8.000 metros, pero con características especiales que hacen que sea cómodo de usar mientras se practica el ciclismo", cuentan en su equipo de trabajo.

 

CAMBIO CLIMÁTICO

Como siempre hace con sus aventuras extremas, Di Felice también cuenta con el objetivo de contribuir a la concienciación sobre el cambio climático y el calentamiento global de la Tierra. De forma especial en esta ocasión, ya que la Antártida es la zona del planeta más afectada por este fenómeno.

De hecho, Di Felice va más allá en esta ocasión, dado que ha decidido retomar sus estudios universitarios, cursando Ciencias Ambientales. Esos conocimientos le ayudarán a desarrollar un proyecto de 18 meses de duración, que arranca con su aventura en bicicleta y continuará con un proyecto científico sobre la zona.

"Durante los próximos 18 meses, en los que la Antártida absorberá cada centímetro de mí, no sólo intentaré atravesar el continente más remoto y fascinante de la Tierra, sino que lo estudiaré de cerca con la ayuda de científicos y expertos, así como de asociaciones que realizan investigaciones y estudios en la zona", comenta el deportista, que cuenta con el apoyo de la Red Italiana del Clima y de la Agencia Espacial Europea para el desarrollo de su proyecto. "Será la culminación de mi vida y mi carrera", mientras continúa con los preparativos de un reto todavía más extremo que el anterior.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS