martes 31 de marzo de 2020

Noticias | 26 mar 2020

Economía

El G20 anunció una ayuda extraordinaria, pero no se comprometió al desembolso de fondos nuevos

Los principales líderes del mundo consiguieron dejar de lado diferencias para dar una respuesta coordinada para minimizar la crisis económica mundial que causa la pandemia. En total son USD 5 billones.


TAGS: AYUDA, G20

El G20 anunció este jueves la coordinación de políticas económicas y de sanidad para combatir la pandemia de coronavirus y remarcó la  inyección de 5 billones de dólares para contener sus efectos socioeconómicos, pero no son fondos nuevos, sino la sumatoria de lo que cada país ya anunció que aplicaría fronteras adentro. En un documento unánime acordado tras la cumbre virtual de los líderes de las principales economías del mundo, aseguraron que esa suma irá para sostener la economía global.

La teleconferencia fue presidida por el rey saudí Salman quien pidió que se dejen de lados los protagonismos individuales y se trabaje en pos de una acción coordinada y en particular le pidió al Vladimir Putin ponerle fin a la guerra entre Riad y Moscú por el precio del petróleo.

"Estamos inyectando 5 billones de dólares en la economía global, como parte de una política fiscal, medidas económicas y esquemas de garantía para contrarrestar los impactos sociales, económicos y financieros de la pandemia", se lee en el comunicado.

El Congreso de los Estados Unidos, por ejemplo, aprobó un paquete récord de 2 billones de dólares para sostener su economía -que hoy confirmó que sumó 3,3 millones de desocupados en una semana-. Y las cinco naciones centrales de la Unión Europea ha puesto en movimiento otros 1,7 billones de euros con el mismo objetivo (2 billones de dólares). En todos los casos, no se trata ni de un programa de recuperación ni reactivación económica, sino de contención centrada en las pequeñas y medianas empresas y sus trabajadores.

Con el documento de hoy, además las naciones dieron el punta pie para iniciar una coordinación de las políticas de contención socioeconómicas, algo que los ministros de Economía y Finanzas no habían logrado consensuar en su propia reunión virtual esta semana. No es menor el avance en la respuesta coordinada porque implica un acercamiento de posiciones.

"Pedimos a nuestros ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales que haya una coordinación regular para desarrollar un plan de acción del G20 en respuesta al COVID-19, y que trabajen en estrecha colaboración con organizaciones internacionales para entregar rápidamente la asistencia financiera internacional adecuada", agrega el documento. 

Esta asistencia financiera internacional, como adelantó LPO, es prioritariamente para los países de África y las naciones-islas que integran los Asociación Internacional de Fomento (AIF) y son 76 de los países más pobres del mundo. El Grupo del Banco Mundial y el FMI pidieron ayer a los países acreedores que les condonen los servicios de deuda para que puedan atender la lucha contra la pandemia, ya que son los países con los sistemas de sanidad más endebles.

No en vano, a su turno el presidente Alberto Fernández pidió la creación de un Fondo de Emergencia mundial que también contemple las necesidades de los países emergentes para hacer frente a este desafío que obliga en el corto plazo a elegir entre salud o crecimiento económico.

A su vez, el G20 expresó que trabajarán también en forma conjunta para la provisión de medicamentos a precios acequibles para toda la población mundial y también garantizar el flujo de suministros médicos vitales, productos agrícolas, así como otros bienes y servicios, a través de las fronteras.

"Trabajaremos para resolver las interrupciones en las cadenas de suministro mundiales, para apoyar la salud y el bienestar de todos. Nos comprometemos a seguir trabajando juntos para facilitar el comercio internacional y coordinar la respuesta de manera que se eviten interferencias innecesarias en el tráfico y comercio internacional", agregó el documento.

Fuente: LPO

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS