jueves 04 de marzo de 2021

Noticias | 21 feb 2021

Sociedad

El fisioterapeuta argentino, pieza clave en la maquinaria de Novak Djokovic

Una de las piezas fundamentales de la maquinaria del serbio es su fisioterapeuta, un argentino, a quien Nole le dedicó especialmente el título en el Melbourne Park por haber ayudado a superar las molestias abdominales que acarreó durante varios días y que lo afectaron, sobre todo, en los encuentros de la 3a ronda y los 8vos de final, frente al estadounidense Taylor Fritz y el canadiense Milos Raonic, respectivamente.


TAGS: BADIO, DJOKOVIC

El tenista Novak Djokovic, campeón del Australian Open 2021, es un súper atleta que potencia sus virtudes naturales con dedicación y la ayuda de un equipo de destacados profesionales. Una de las piezas fundamentales de la maquinaria del serbio es su fisioterapeuta, el argentino Ulises Badio, a quien Nole le dedicó especialmente el título en el Melbourne Park por haber ayudado a superar las molestias abdominales que acarreó durante varios días y que lo afectaron, sobre todo, en los encuentros de la 3a ronda y los 8vos de final, frente al estadounidense Taylor Fritz y el canadiense Milos Raonic, respectivamente.

 

"Uli, un especial 'gracias' para vos. Tuviste una gran dedicación durante mucho tiempo. Gracias por haberme dado la posibilidad de jugar", fueron las sentidas palabras del número 1 del mundo durante la premiación en el Rod Laver Arena, tras haber derrotado al ruso Daniil Medvedev por 7-5, 6-2 y 6-2. Badio le respondió tocándose con la mano derecha la zona del corazón.

 

Djokovic quedó en el ojo de la tormenta después de ganarle los dos primeros sets a Fritz, ya que a medida que el estadounidense mejoró en el match el serbio fue mostrándose dolorido y recibió atención, pero terminó imponiéndose por 6-2 en el quinto parcial. Fritz se molestó, entendió que su rival -de cierta manera- estaba fingiendo.

 

Con el título del Australian Open en el raquetero del serbio, se informó que se realizó una resonancia magnética y que efectivamente tenía un pequeño desgarro abdominal. "Probablemente pasé diez horas en la camilla todos los días y funcionó. Me las arreglé de alguna manera también con los analgésicos. Algunas personas me cuestionaron y fue difícil lidiar con eso también. A partir de ahora voy a tomarme un tiempo libre", expresó Nole.

 

En ese escenario, Badio fue una porción fundamental en la puesta a punto del ganador de 18 Grand Slam. Fue LA NACION, en septiembre de 2017, el primer medio que eligió Badio para contar su historia con Djokovic. El fisioterapeuta es un santafesino que vivió en Córdoba desde los ocho años y que, desde que emigró a los Estados Unidos a los 22, no dejó de crecer y formarse, hasta ganarse un lugar de privilegio en el mundo del tenis.

 

Badio se crió en una familia trabajadora, con una madre (Isabel) ama de casa, un padre (Enrique) de origen italiano (turinés) y obrero de la construcción, y una hermana mayor (Lorena). Hizo la licenciatura en kinesiología y fisioterapia en la Universidad Nacional de Córdoba y se especializó en medicina tradicional china y acupuntura.

 

Siendo un veinteañero, juntó dinero como pudo, viajó a Nuevo México y se educó en un centro quiropráctico. Luego de un año en EE.UU., su destino fue Valencia; se desempeñó como mozo en un bar durante algunos meses hasta que le homologaron su título en España y pudo trabajar de lo suyo en clínicas deportivas.

 

Después de seis años su vida profesional cambió en Italia: conoció a Giovanni Di Giacomo, un prestigioso especialista en lesiones de hombro y director del servicio médico del Abierto de Roma. Badio se perfeccionó en trastornos de hombro, codo y mano. Asistió a jugadoras de la WTA, hasta que en 2013 se incorporó al torneo que se desarrolla en el Foro Itálico. Allí, en la capital italiana, se conocieron Djokovic y Badio, hubo conexión y en mayo de 2017 el serbio lo contrató para que sea su fisioterapeuta personal. Desde entonces, se transformó en una pieza clave en el "Team Nole".

Novak Djokovic derrotó al ruso Daniil Medvedev y conquistó el Australian Open por novena vez en su exitosa carrera.

Novak Djokovic derrotó al ruso Daniil Medvedev y conquistó el Australian Open por novena vez en su exitosa carrera. 

 

A Badio, los conocimientos de medicina y nutrición china acercaron todavía más a Djokovic: lo ayudaron a entender más su situación, ya que Nole es vegetariano y tiene una fuerte vida espiritual. El fisioterapeuta es un pilar en el trabajo diario del serbio: lo ayuda con los ejercicios de recuperación y de prevención de lesiones, pero también en la planificación de sus comidas y en la elaboración de sus batidos vitamínicos. "24 por 24, ese es mi horario", suele responder el argentino cuando le consultan cómo son sus jornadas laborales.

 

"¿Qué trabajo hemos hecho en el músculo? Verás los detalles en un documental a finales de este año. Tendrá todo lo que se hizo detrás de escena", aventuró Djokovic, durante la rueda de prensa. Y amplió: "No permití que las críticas o la desconfianza me obstaculizara el rendimiento. Y ganar ese trofeo es mi respuesta. Por supuesto que duele. Pero he desarrollado una piel gruesa a lo largo de los años para esquivar esas cosas y centrarme en lo que más me importa". Hoy, una porción grande de su éxito en el Melbourne Park, sin dudas, le pertenece a Badio.

 

Fuente: La Nación

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS