lunes 17 de junio de 2024

Noticias | 20 may 2024

Ushuaia

Arte y concientización: Mercedes Chiesa transforma una pared en un llamado a cuidar los bosques de macroalgas

La artista Mercedes Chiesa, en colaboración con la Fundación "Por el Mar", está creando un mural con el objetivo de sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de proteger los bosques de macroalgas en la lucha contra el cambio climático.


La artista Mercedes Chiesa, en colaboración con la Fundación "Por el Mar", está creando un mural con el objetivo de sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de proteger los bosques de macroalgas en la lucha contra el cambio climático.

 

"La iniciativa de pintar el mural surgió a partir de mi colaboración previa con la Fundación Por el Mar.

 

Hace unos años, viajé con parte del equipo a Península Mitre, donde el objetivo era la investigación sobre los bosques de macroalgas. En ese momento, participaba como marinera en un viaje en velero, y fue allí donde conocí a las personas de la fundación.

 

Posteriormente, colaboramos juntos en la proclamación de la ley que declara a Península Mitre como Área Natural Protegida, cuando me invitaron a realizar una acción artística: un cuadro en vivo durante la proclamación de la ley en la Legislatura de Tierra del Fuego. Ese cuadro actualmente está colgado en la Legislatura provincial", comentó Mercedes a El Diario del Fin del Mundo.

 

"Recientemente fui convocada nuevamente para realizar un mural con la temática de los bosques de macroalgas y su importancia. Comencé a diseñarlo, pero faltaba encontrar una pared adecuada. Después de varios intentos fallidos, un día, caminando, encontré un muro maravilloso, que resultó ser la casa de Gabriel Tipaldi, quien amablemente nos recibió con los brazos abiertos. Así, comencé a plasmar el mural, cuya idea inicial surgió en febrero de este año y comenzó a realizarse hace dos semanas", agregó.

 

 

"La intención del mural es, utilizando la belleza del mar para generar un impacto, concientizar a las personas sobre la importancia de cuidar el mundo submarino y los bosques de macroalgas, que son el sumidero de dióxido de carbono más importante del país, así como también las turberas que existen en Península Mitre y que representan el 84 % de todas las de Argentina", explicó Mercedes.

 

El lema de la fundación es "conocer para proteger", en este caso con el objetivo de hacer un llamado a la acción a través del arte. Además, el mural será interactivo: las personas podrán escanear un código para relacionarse de una manera diferente y más profunda con el tema.

 

El mural representa una unión entre los elementos “tierra, agua, aire”; parte del diseño es un corte transversal, mostrando tanto el mar como el cielo, reflejando la estrecha relación entre ellos, como dice el dicho "cómo es arriba, es abajo".

 

"Me inspiré en mis viajes a Península Mitre, donde investigamos los bosques de macroalgas. Recuerdo haber quedado fascinada cuando Augusto de Camillis, un buzo de allí, me mostró unas fotos submarinas impresionantes. Esa fascinación me llevó a hacer un curso de buceo con ellos para tener un contacto más cercano con ese mundo submarino tan diferente.

 

Para diseñar el mural, traté de recordar las sensaciones que tenía al estar bajo el agua: ver las algas, los haces de luz filtrándose, el maravilloso fondo marino y los encuentros deseados con el lobo marino, la ballena jorobada, el huillín… También utilicé como inspiración las travesías navegando a vela, acompañados por delfines, albatros, ballenas y lobos marinos hasta llegar a Puerto Español", contó a EDFM la artista.

 

El proyecto le llegó a Chiesa en febrero, y desde ese momento comenzó a pensar en el diseño y en cómo retratar los elementos. "Empecé con los primeros dibujos, decidiendo qué seres y elementos formarían parte del mural, aunque sin tener aún una pared específica. Los dibujos iniciales tenían que ser flexibles para distribuirlos una vez que tuviéramos las medidas del muro. Luego vino la etapa de buscar una pared adecuada, lo cual llevó varios intentos y búsquedas.

 

Finalmente, encontré el paredón perfecto, como mencioné anteriormente, y eso permitió que el diseño tomara forma definitiva. La pared es crucial, ya que da el marco y el contexto para el mural. Es muy diferente diseñar para una pared de 3x3 metros en medio de la ciudad que para una de 20x8 metros rodeada de verde, especialmente cuando tiene variaciones en la altura, lo que también influye en el diseño", comentó Mercedes.

 

"Una vez que tuve el diseño listo, el siguiente desafío fue enfrentarme a la gran superficie de la pared. Comencé a buscar un asistente hasta dar con Almendra Cárcamo, quien pude ver que tiene un estilo de pintura que complementa bien el mío y que por fortuna resultó ser una excelente compañera. Con el diseño y los materiales listos, empezamos a pintar hace dos semanas.

 

La primera etapa fue realizar una grilla de símbolos en toda la pared para transferir el diseño al gran muro, cuidando mucho las perspectivas. Esta grilla tomó unos dos o tres días, considerando también los desafíos del clima en Ushuaia, donde las condiciones meteorológicas cambian rápidamente. Los días de mal tiempo, como cuando hace cuatro grados bajo cero, nos limitan, así que tenemos que estar listas para aprovechar cualquier día despejado", relató.

 

Por último, mencionó: "Después de la grilla, seguimos con el trazado y delineado del dibujo. Actualmente estamos en la etapa de darle color, y la etapa final será agregar los detalles. Esperamos finalizar en unos veinte días, contando solo los días laborables sin mal tiempo".

 

Fuente: El Diario del Fin del Mundo

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS